Descenso LA LEZE

Descenso por el interior de un tunel natural de grandes dimensiones en el que no existen gateras ni pasajes angostos. En todo momento se progresa por el agua, caminando o nadando a través de un largo pasillo salpicado de rápeles, saltos y toboganes. La boca de salida constituye uno de los parajes más extraordinarios de Euskal Herria, un lugar donde los reflejos de la luz sobre las grandes paredes constituyen una experiencia difícil de olvidar.